Por La Redacción
25/6/2019

Alvarado es de la B Nacional

El "Torito" marplatense, que tiene como sponsor oficial a Escudo Seguros, ganaba por 1 a 0 a San Jorge, con gol de Emiliano López al final del primer tiempo. Pero el equipo tucumano, en protesta por el arbitraje de Adrián Franklin, que le echó dos jugadores, se sentó en el campo de juego, cuando iban 5 minutos del segundo tiempo. Tiempo después, el equipo visitante decidió irse a los vestuarios y el árbitro dio por finalizado el partido.

Por estas horas Mar del Plata está haciendo honor a la “Ciudad Feliz”. Porque los más de 20 mil simpatizantes del Club Atlético Alvarado que concurrieron en la noche del domingo 23 de junio al Estadio Juan María Minella, siguen disfrutando el ascenso a la B Nacional de fútbol, tras la derrota por 1 a 0 a San Jorge de Tucumán, con gol de Emiliano López a los 45 minutos del primer tiempo. El justo triunfo, que es histórico, porque el “Torito” lo buscaba desde hace 91 años, tuvo insólito y abrupto final. Porque a los 5 minutos del segundo tiempo, el equipo tucumano, en protesta por el arbitraje de Adrián Franklin, que le echó dos jugadores, se sentó en el campo de juego y, luego por decisión del capitán, Ricardo Tapia, y el director técnico, Víctor Nazareno Godoy, todo el plantel se retiró del partido. Desde el minuto uno, Alvarado encaró el partido con la personalidad requerida para una instancia de este tipo. Buscó ser protagonista desde el posicionamiento en campo rival, ante un San Jorge replegado, pero también amenazante y con criterio. Aunque a los 7 minutos ya tenía amonestados a sus dos zagueros. En todo ese lapso, Rodrigo Depetris lució como el más activo para el local. Y la visita probó con un disparo apenas elevado de Cuevas. Con toques cortos, intenciones de prosperar y avanzar por los costados con Molina y Bonetto abiertos, más las trepadas de Urquiza, el conjunto marplatense fue por la apertura del marcador. Generó bien en tres cuartos, pero no estuvo preciso en la puntada final. El equipo tucumano buscó adelantarse y animarse también para lastimar los espacios que dejaba Alvarado, por momentos. A los 18 minutos, por ejemplo, generó una gran maniobra colectiva, que Quiles supo interceptar. Seis minutos después comenzaron las polémicas. Un bloqueo del tucumano Valdez sobre Depetris terminó en tarjeta amarilla. Como el defensor ya tenía una, Franklin terminó expulsándolo. En la reanudación del juego, tras algunos minutos, Alvarado tardó en conectarse para aprovechar la superioridad numérica. Pero cuando se serenó, comenzó a obligar nuevamente a San Jorge. Un nuevo centro rasante de Molina no pudo ser conectado por Bonetto en su diagonal. Y a los 38 minutos, el “Torito” tuvo la más clara. Por la corrida de Emanuel Urquiza que ingresó al área y disparó hacia el arco, pero el arquero Carrizo tapó con su cuerpo. Todos se tomaban la cabeza. Hasta que, a los 45 minutos, Rodrigo Depetris encaró por el centro, metió un exquisito pase profundo para Molina, el arquero tapó la definición y el delantero Emiliano “Colo” López empujó al gol con el arco vacío. Cómo era lógico, el Minella se vino abajo. Nuevamente los jugadores de San Jorge se fueron contra el juez de línea, reclamando un off side que no existió. Consecuencia: tarjeta roja para el lateral Maximiliano Guardia. Poco le importó a Alvarado, que comenzó a saborear el ascenso. En el entretiempo, un rumor corrió como reguero de pólvora: que San Jorge no saldría a jugar el segundo tiempo tras retirarse con toda la furia. Pero, con una variante, incluso desde el vamos, ingresó al campo de juego. Apenas el árbitro pitó el inicio, el arquero visitante Nicolás Carrizo contuvo un disparo de media distancia de Matías Caro. Fue lo último que se vio de fútbol. Ante la sorpresa de todos, los once jugadores de San Jorge se sentaron en el piso. Sus colegas locales fueron pidiéndoles que reanudaran el partido, sin éxito. De inmediato, el plantel visitante y todo su cuerpo técnico se fueron al vestuario. El árbitro esperó unos minutos, y a las 20:59 decretó el final del partido. Allí, Alvarado comenzó a festejar con cierta timidez. Nadie quería ganar así. Pero un San Jorge por demás nervioso opacó lo que era una fiesta. Así, con polémicas, el “Torito” se convirtió en el último ascenso a la B Nacional, categoría que competirá con Belgrano, Instituto y Estudiantes de Río Cuarto. Serán 32 equipos divididos en dos zonas, que jugarán a partir del mes de agosto.



Comentarios

Sea el primero en escribir un comentario.

Dejá tu comentario

Columna de opinión

Por María Laura Conti
DELITOS VINCULADOS A LA RELACIONES PADRES E HIJOS

Hoy trataremos uno de los delitos relacionados a este tema. Se trata del denominado “Incumplimiento de los deberes de asistencia familiar”.

Quiero recibir lo mejor de Universo Escudo

Columna de opinión

Por María Laura Conti
DELITOS VINCULADOS A LA RELACIONES PADRES E HIJOS

Hoy trataremos uno de los delitos relacionados a este tema. Se trata del denominado “Incumplimiento de los deberes de asistencia familiar”.