Por La Redacción
2/5/2019

Rotan a funcionarios de la SSN

Por disposición de la Superintendencia de Seguros de la Nación, cuyo titular es el doctor Juan Pazo, el organismo realizó cambios en algunos sectores. Dispuso que el actual gerente de Inspección, Nicolás Burastero, pase a ocupar la Subgerencia de Antifraude de Seguros. Asimismo, la subgerenta de Inspección de Entidades de Seguros Patrimoniales, Fabiana Abruzzese, se hará cargo de la Gerencia de Inspección. El subgerente de Antifraude de Seguros, Guillermo Pichi, reemplazará a Abruzzese.

La Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), que preside el doctor Juan Pazo, anunció la rotación de funcionarios en el organismo. Dispuso que el actual gerente de Inspección, Nicolás Burastero, pase a ocupar la Subgerencia de Antifraude de Seguros. Asimismo, la subgerenta de Inspección de Entidades de Seguros Patrimoniales, Fabiana Abruzzese, se hará cargo de la Gerencia de Inspección. Por otra parte, el subgerente de Antifraude de Seguros, Guillermo Pichi, reemplazará a Fabiana Abruzzese en la Subgerencia de Inspección de Entidades de Seguros Patrimoniales. Fuente: Superintendencia de Seguros de la Nación



Comentarios

Sea el primero en escribir un comentario.

Dejá tu comentario

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
El Delito de Extorsión

El art 168 del Código Penal prevé el delito de Extorsión Simple y Documental. Así en su redacción reza: Será reprimido con reclusión o prisión de cinco a diez años, el que con intimidación o simulando autoridad pública o falsa orden de la misma, obligue a otro a entregar, enviar, depositar o poner a su disposición o de un tercero, cosas, dinero o documentos que produzcan efectos jurídicos. Incurrirá en la misma pena el que por los mismos medios o con violencia, obligue a otro a suscribir o destruir documentos de obligación o de crédito.

Quiero recibir lo mejor de Universo Escudo

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
El Delito de Extorsión

El art 168 del Código Penal prevé el delito de Extorsión Simple y Documental. Así en su redacción reza: Será reprimido con reclusión o prisión de cinco a diez años, el que con intimidación o simulando autoridad pública o falsa orden de la misma, obligue a otro a entregar, enviar, depositar o poner a su disposición o de un tercero, cosas, dinero o documentos que produzcan efectos jurídicos. Incurrirá en la misma pena el que por los mismos medios o con violencia, obligue a otro a suscribir o destruir documentos de obligación o de crédito.