Por La Redacción
11/3/2019

Alvarado ganó y se ilusiona

El logo de Escudo Seguros en la camiseta está trayendo suerte al equipo de Mar del Plata. Porque la sexta fecha de uno de los octogonales del Torneo Federal A, el “Torito” derrotó a Unión de Sunchales por 2 a 1. El próximo fin de semana, el equipo de Mauricio Giganti deberá viajar a la ciudad de Viedma para enfrentar a Sol de Mayo.

En el marco de la sexta fecha de uno de los octogonales del Federal A de fútbol, Club Atlético Alvarado, que en la camiseta lleva el isologotipo de Escudo Seguros, logró un necesario triunfo de 2 a 1 sobre Unión de Sunchales, en el estadio José María Minella. De esta manera, el equipo dirigido Mauricio Giganti llega a la última fecha con posibilidades de clasificar al pentagonal por el primer ascenso a la B Nacional. El local se adelantó con gol de Julián Bonetto, a los 12 minutos. Pero cinco minutos más tarde empató Federico Boasso. A los 26 del complemento desniveló nuevamente Rodrigo Depetris. Con este triunfo, el “Torito” se ubica en el quinto lugar con 7 puntos, cuatro menos que el puntero, Defensores de Villa Ramayo. El próximo fin de semana, Alvarado deberá viajar a la ciudad de Viedma para enfrentar a Sol de Mayo.



Comentarios

Sea el primero en escribir un comentario.

Dejá tu comentario

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
La Ley del Arrepentido

El 19 de octubre de 2.016 se promulgó la LEY 27.304 llamada LEY DEL ARREPENTIDO, que vino a iniciar el panorama jurídico y procesal que luego culmina con las leyes 27.319 y 27.401, a los fines de dotar a los operadores (fiscales) dentro del procedimiento penal de mayores herramientas para la investigación de determinados tipos de delitos que por sus características de organización criminal y relevancia requerían de técnicas especiales para investigar empresas y/o personas, en los denominados delitos complejos.

Quiero recibir lo mejor de Universo Escudo

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
La Ley del Arrepentido

El 19 de octubre de 2.016 se promulgó la LEY 27.304 llamada LEY DEL ARREPENTIDO, que vino a iniciar el panorama jurídico y procesal que luego culmina con las leyes 27.319 y 27.401, a los fines de dotar a los operadores (fiscales) dentro del procedimiento penal de mayores herramientas para la investigación de determinados tipos de delitos que por sus características de organización criminal y relevancia requerían de técnicas especiales para investigar empresas y/o personas, en los denominados delitos complejos.