Por La Redacción
21/2/2019

Secuestran dos colectivos y una combi sin habilitación que transportaban hinchas

Fue en el marco del partido de fútbol por la Superliga, entre Boca y Atlético de Tucumán, disputado en la noche del jueves 20 de febrero, tras desplegarse un operativo de control estratégico en las inmediaciones del club xeneize. El mismo fue montado por agentes de la CNRT, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal y Policía de Tránsito de la Ciudad.

En el marco del partido de fútbol por la Superliga, entre Boca y Atlético de Tucumán, disputado en la noche del jueves 20 de febrero, se desplegó un operativo de control estratégico en las inmediaciones del Club Atlético Boca Juniors. El mismo fue montado por agentes de la CNRT, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina, Policía Federal y Policía de Tránsito de la Ciudad. Durante el operativo, el cual inició a las 18 horas, se retuvieron una combi y dos micros escolares que transportaban hinchas simpatizantes de Boca. Los puestos de control donde se retuvieron a los vehículos estaban ubicados en Av. Almirante Brown 954 y Av. Ingeniero Huergo y Av. Garay. “El transporte ilegal no cuenta con ninguna medida de seguridad para el pasajero. Son vehículos que no tienen revisión técnica, por lo que carecen de la aptitud necesaria para el traslado y no poseen todos los complementos obligatorios en caso de una eventualidad: salidas de emergencia, matafuegos, control de velocidad, etc. Además, no cuentan con seguro: en ese caso y ante cualquier inconveniente el único perjudicado es el usuario. Por otra parte, los choferes no poseen la aptitud del conductor profesional, ya que no tienen la certificación médica adecuada. Todas estas faltas hacen que la circulación de estos vehículos sea ilegal, y nuestro objetivo es cuidar al pasajero, a los choferes y a los ciudadanos, porque evitando accidentes salvamos vidas todos los días” expresó Pablo Castano, Director Ejecutivo de la CNRT. La retención de los micros se realizó a las 21horas, porque no tenían registro de CNRT, ni tampoco habilitación, y eran micros antiguos modelo 94 y 95, tampoco tenían seguro para el traslado de pasajeros. En principio, el puesto de control fue ubicado en Almirante Brown al 900 y luego se movió el mismo a la bajada del puente Nicolás Avellaneda, de ahí a la calle Pinzón, donde los micros evadieron el control. “Cuando evaden el control casi se llevan por delante a los prefectos que los quisieron parar y agentes de la ciudad. A la media hora vienen estos dos micros y pasan por el operativo que estábamos en calle Pinzón. Cuando los queremos parar casi nos pasan por arriba, a mí me pegaron en la pierna y a otro inspector en un brazo. Si no nos corremos nos atropellan. Prefectura se puso adelante y tampoco los pudieron parar. Después de eso los fuimos a buscar con Prefectura en su carro. Cuando estaban descargando los hinchas se quisieron dar a la fuga y después que vino la grúa el dueño (que no era el dueño porque la cédula verde no estaba a su nombre) empezó a romper los vidrios con un fierro. Creíamos que nos iba a pegar a nosotros” prosiguió relatando un fiscalizador integrante del operativo, perteneciente a la CNRT. Los micros y la combi fueron traslados al predio de retención ubicado en el Autódromo y en Av. Brasil, donde comparten lugar con la Agencia Nacional de Seguridad Vial. Fuente: Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV)



Comentarios

Sea el primero en escribir un comentario.

Dejá tu comentario

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
Accidentes de tránsito. La estructura del delito imprudente

La creciente cifra de accidentes de tránsito vinculada al aumento del parque automotor, se traduce en una mayor cantidad de casos que llegan a los tribunales de justicia. En general, las conductas de los involucrados en el hecho son cometidas por IMPRUDENCIA.

Quiero recibir lo mejor de Universo Escudo

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
Accidentes de tránsito. La estructura del delito imprudente

La creciente cifra de accidentes de tránsito vinculada al aumento del parque automotor, se traduce en una mayor cantidad de casos que llegan a los tribunales de justicia. En general, las conductas de los involucrados en el hecho son cometidas por IMPRUDENCIA.