Por Gabriel Iezzi
15/2/2019

La Ley del Arrepentido

El 19 de octubre de 2.016 se promulgó la LEY 27.304 llamada LEY DEL ARREPENTIDO, que vino a iniciar el panorama jurídico y procesal que luego culmina con las leyes 27.319 y 27.401, a los fines de dotar a los operadores (fiscales) dentro del procedimiento penal de mayores herramientas para la investigación de determinados tipos de delitos que por sus características de organización criminal y relevancia requerían de técnicas especiales para investigar empresas y/o personas, en los denominados delitos complejos.

La Ley 27.319 llamada también ley de Investigación, Prevención y Lucha de los delitos complejos dota a los fiscales de técnicas especiales para la investigación creando figuras que serán admitidas dentro del proceso penal de investigación de ciertos delitos de los denominados complejos (delitos aduaneros y estupefacientes, corrupción y prostitución de menores, pornografía infantil, privación ilegal de la libertad y extorsión, trata de personas y delitos cometidos por asociaciones ilícitas y delitos cometidos contra el orden económico y financiero). En estos tipos de delitos esta ley viene a crear una serie de figuras o herramientas cuya implementación está permitida que son: a) Agente encubierto: es el funcionario de cualquier fuerza de seguridad, altamente capacitado que oculta su identidad y se infiltra en organizaciones criminales para investigar delitos complejos. b) Agente revelador: Es el agente de las fuerzas de seguridad que simula interés en la compra de bienes, servicios, armas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o participar de cualquier otra actividad de un grupo criminal, con la finalidad de identificar a las personas y proceder a su investigación. c) Informante: es aquella persona que, bajo reserva de identidad, a cambio de un beneficio económico, aporte a las fuerzas de seguridad, policiales u otros organismos encargados de la investigación de hechos ilícitos, información relevante que permita iniciar o guiar la investigación de este tipo de delitos. d) Entrega vigilada. En este supuesto lo que la ley permite es que el juez pueda autorizar que se postergue la detención de una persona, o el secuestro de bienes o que entre o salga dinero ilegal del país bajo vigilancia para el éxito de la investigación. e) Prórroga de jurisdicción: Por último, este último supuesto es el que permite que el Juez o Fiscal pueda actuar fuera de su ámbito territorial de jurisdicción cuando la víctima está en peligro o si la demora puede perjudicar el éxito de la investigación. Así la ley 27.401 otorga la facultad de perseguir e investigar a personas jurídicas (llamada también Régimen penal de las Personas jurídicas) ya sean nacionales o extranjeras para los delitos tipificados en la misma ley: cohecho y tráfico de influencias; negociaciones incompatibles con la función pública; concusión; enriquecimiento ilícito de empleados y funcionarios y balances e informes agravados. Delitos comunes ya previstos en el código penal pero que a través de esta ley lo que se permite es que la propia persona jurídica sea responsable penalmente de actos cometidos por sus representantes o integrantes en su nombre y cuyo beneficio sea directa o indirectamente para la propia persona jurídica. Adentrándonos ahora en la Ley del Arrepentido, lo que la ley permite es la REDUCCION DE PENA, a personas que participaron de un delito, si brindan información que sea de ayuda para la investigación de delitos complejos. La “ayuda” del arrepentido debe permitir: • Evitar que se produzca un delito • Resolver un delito que ya se está investigando • Identificar a autores de un delito • Ubicar a los autores de un delito (prófugos) • Averiguar dónde están las ganancias o instrumentos de un delito • Conocer como se financian las organizaciones criminales La información que se aporte deberá referirse únicamente a los hechos ilícitos de los que haya sido partícipe y a sujetos cuya responsabilidad penal sea igual o mayor a la del imputado arrepentido. (es decir que se establece que solo puede ser de iguales y hacia arriba en la organización criminal) Esta ley, a su vez, tiene aplicación en los mismos tipos de delitos que los enumerados por la ley 27.319, incluyendo también el delito de prevaricato (es el que pune la acción de jueces o funcionarios públicos que dictan resoluciones o sentencias con fundamentos falsos). La norma establece cuál es el mecanismo de implementación de esta colaboración. Se efectuará mediante un ACUERDO DE COLABORACION con el juez o fiscal y debe ser ANTES DE LA ELEVACION DE LA CAUSA A JUICIO O CIERRE DE LA INSTRUCCIÓN. El acuerdo debe contener el detalle del delito y grado de participación del arrepentido, las pruebas en su contra, la información dada como AYUDA y el beneficio que se le otorga por esta ayuda. Este acuerdo debe ser HOMOLOGADO por el juez, y el juez o fiscal tiene 1 año para verificar que la información dada por el arrepentido fue verdadera y útil. ¿Qué sucede si la información dada fue falsa? El arrepentido pierde el beneficio de la reducción de la pena por el delito que cometió y ADEMAS se le impone otra pena que puede ser de 4 a 10 años de prisión por dar información falsa. En conclusión, el Estado pretende a través de este conjunto de leyes armar un escenario procesal y legal propicio para que el aparato judicial pueda desarticular organizaciones criminales de gran escala dotando de técnicas y herramientas acordes a los delitos que se investigan. De esta manera, se pretende dar un paso adelante para prevenir y sancionar penalmente delitos de alto impacto social, financiero y político.



Comentarios

Sea el primero en escribir un comentario.

Dejá tu comentario

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
La Ley del Arrepentido

El 19 de octubre de 2.016 se promulgó la LEY 27.304 llamada LEY DEL ARREPENTIDO, que vino a iniciar el panorama jurídico y procesal que luego culmina con las leyes 27.319 y 27.401, a los fines de dotar a los operadores (fiscales) dentro del procedimiento penal de mayores herramientas para la investigación de determinados tipos de delitos que por sus características de organización criminal y relevancia requerían de técnicas especiales para investigar empresas y/o personas, en los denominados delitos complejos.

Quiero recibir lo mejor de Universo Escudo

Columna de opinión

Por Gabriel Iezzi
La Ley del Arrepentido

El 19 de octubre de 2.016 se promulgó la LEY 27.304 llamada LEY DEL ARREPENTIDO, que vino a iniciar el panorama jurídico y procesal que luego culmina con las leyes 27.319 y 27.401, a los fines de dotar a los operadores (fiscales) dentro del procedimiento penal de mayores herramientas para la investigación de determinados tipos de delitos que por sus características de organización criminal y relevancia requerían de técnicas especiales para investigar empresas y/o personas, en los denominados delitos complejos.